16: Ánimo para Ministros Católicos

29:01
 
Share
 

Manage episode 224040241 series 2435104
By Discovered by Player FM and our community — copyright is owned by the publisher, not Player FM, and audio streamed directly from their servers.

Show Notes patticc.com/16 Notas del Programa patticc.com/s16

Introducción

¡Saludos Gente Puente! Considero el programa de hoy como un regalo de Navidad para ti y para todos los líderes católicos. Es una mezcla de todos los mejores consejos y ánimo de mis entrevistas en español de 2018. En esta experiencia de entrevistar a ministros, la parte que yo siento que ha sido lo más poderoso es al final cuando comparten sus experiencias de ser líderes en el ministerio, lo que los motiva a seguir y las oraciones que hacen por ti y tu ministerio. Espero que te guste y que te ayude a terminar el 2018 con un sentido que no estás solo – hay personas que te apoyan, que están rezando por ti y la creciente comunidad Gente Puente está a tu lado.

If you prefer English you can read a transcript of today’s episode of the best advice and encouragement from the Spanish episodes of 2018 in the Show Notes at patticc.com/16.

Yo soy Patti Gutiérrez de Patti’s Catholic Corner. Nuestro equipo trabaja para servir a ministerios como el tuyo. Les ofrecemos las mejores prácticas, recursos y ánimo a través de este podcast y nuestro grupo de Facebook, así como servicios de traducción de un equipo con experiencia en el ministerio católico.

Si quieres formar parte de nuestra comunidad en línea, solo busca Gente Puente en Facebook y únete al grupo.

En este episodio vamos a escuchar pedacitos de las entrevistas de 2018 en español. Si quieres ver de cuál episodio vienen, puedes visitar las Notas del Programa en patticc.com/s16.

Vamos a empezar con algunos de los consejos para ministros católicos. Vienen de personas que ya tienen años de experiencia en el ministerio, algunos ya tienen décadas. Yo les pedí compartir desde su experiencia cómo ellos se han permanecido en el ministerio, cómo balancean todos los aspectos de sus vidas y cómo mantienen su relación con Dios. Muchos de nosotros queremos servir a la Iglesia por el resto de nuestras vidas, y no olvidarnos de lo que es el más importante. Aquí hay muy buenos consejos de cómo lograr eso.

Y ahora, si tú estás pasando por alguna dificultad en tu vida o en tu ministerio, quiero que estas palabras te alienten y que te impulsen a hacer los cambios necesarios, a buscar soluciones, a cuidarte a ti mismo, y agarrado de la mano de Jesús, a seguir adelante para construir su Reino.

Y por último, te dejo con las oraciones de mis invitados. Que puedas sentir la mano de Dios en tu vida y en tu ministerio.

Episodio 1

Gustavo Valdez – Formación para Adultos ?

Quiero saber más sobre tu ministerio en general.

Algo que me emociona ahora en el ministerio es que el Ministerio Hispano en estos momentos, en este tiempo histórico es toda una aventura. No hay nada escrito sobre piedra. Todos los días son oportunidades de crecer, encuentro un reto, trato de buscar la solución a un problema diferente. Mi consejo sería – si tú estás tratando de servir a la iglesia en al ministerio hispano/latino te recomiendo que nunca te quedes con un solo esquema, nunca pienses que una sola estrategia va a resolver todos los problemas. Siempre debes estar abierto a diferentes opciones, tratar diferentes ideas, para que tengas más herramientas para los problemas que surgen. Otro consejo es trabajar mucho con el personal diocesano, ellos tienen otra visión y cómo funciona la iglesia en este país. Esto nos ayuda saber cómo integrar a la comunidad hispana en la vida de la Iglesia. Las oficinas de vida familiar, de catequesis, de finanzas, de sacerdotes, de diáconos. Mantente en comunicación total. Te abre un panorama.

Una de nuestras metas con el podcast Gente Puente es crear una comunidad de ministros para animarnos unos a otros. Con lo que has compartido veo que has aprendido mucho de cómo ser un líder en el ministerio. ¿Cómo haces tanto? ¿Y como mantienes tu relación con Dios y un balance entre todos los aspectos de tu vida?

El ministerio es muy absorbente. El ministerio no te pide poquito, no te pide mucho, te pide todo. Eso es ministerio hispano. Pero uno poco a poco tiene que empezar a tener una disciplina personal de balance entre una vida personal espiritual y una vida activa en el ministerio hispano. Tengo que forzarme a orar, una misa diaria si puedo, practicar la confesión, y el ministerio nunca debe quitar la oportunidad de compartir la vida con tu familia. La familia es nuestra primera vocación. Si estás casado, tener un diálogo con tu esposa y hacerla parte del ministerio. Pero es un reto. Es uno de los servicios de la iglesia que no hay límites, siempre hay trabajo que hacer, siempre hay problemas y necesidades. Uno tiene que disciplinarse de decir hasta aquí termina mi función – en este momento ya no soy director del ministerio hispano, ahorita soy papá y esposo. Cosas prácticas – cuando llego a mi casa tengo que apagar mi celular. Mañana los problemas continuarán.

Bueno, Gustavo, antes de cerrar déjanos con algunas palabras de aliento.

A los ministros que están empezando, a los que ya tienen tiempo, a los que están tratando de entender qué hacer ahora con la comunidad hispana en este país – yo les diría: todo lo que hacemos, todo el esfuerzo que tratamos de dar a la Iglesia, que no sea en vano. Que todo esté fundado en el encuentro con Jesús. Estamos pasando por momentos complicados y es muy probable que los retos que vienen serán más grandes, pero algo que nos debe tener siempre con confianza – no trabajamos por nosotros mismos, no hacemos proyectos para nuestras diócesis, o nuestras comunidades – nosotros hacemos proyectos porque todo lo que hacemos está basado en el encuentro con Jesús, en la conversión, en esta necesidad que tenemos de traer más y más personas a una vida íntima con Jesús. Deseo que esto sea algo que te motive – tener un encuentro con Jesús. Siempre repito esto con los movimientos – no importa si eres de un grupo de oración o catequéticos o de carismáticos y Juan XXIII – no importa cuál es. Si tu grupo o movimiento no promueve el encuentro con Jesús, entonces sí cuestiona lo que estás haciendo, pero si todo lo que tú promueves lleva a la comunidad al encuentro con Jesús, estás haciendo el trabajo.

¿Puedes cerrar con una oración para todos los que servimos a la Iglesia?

Claro. Padre Santo te damos las gracias porque nos concedes seguir siendo parte de este gran proyecto de ministerio hispano aquí en los Estados Unidos. Gracias por ser parte de esta gente puente que ayuda a que las dos comunidades cada día estén creciendo más y más como Iglesia. Ponemos en tus manos también aquellos líderes de nuestras comunidades hispanas que estén pasando por algún problema, aquellos que han perdido la esperanza, aquellos que estén enfrentándose con problemas o que van a enfrentarse a problemas en los años venideros. Todo esto ponemos Señor en tus manos para que tú seas realmente la luz, para que tú seas quien nos guía, para que tú seas nuestra esperanza y que todos nuestros esfuerzos siempre estén fundados en tu amor. Amén.

Episodio 4

Adolfo & Dora – Salvando los Matrimonios Hispanos

Compartan ustedes de su experiencia de ser líderes. ¿Cómo balancean su tiempo, energía y todo lo que tienen que dar al ministerio con su relación con Dios, entre ustedes, con los hijos, etc.

Dora: Siempre es encontrar el balance. No podemos ser solamente servidores y descuidar a la familia. Sería como predicar y no practicar. El ministerio nos da esta capacitación de tener un tiempo especial como servidores, un tiempo como pareja y un tiempo para la familia. Es parte de lo que uno aprende en el ministerio. Uno de los temas principales que tenemos es que muchas personas dedican más tiempo a ellos mismos que a su relación o a su familia. Hay incluso personas que dan servicio, pero no lo dan dentro de su iglesia doméstica, lo dan afuera. Esto nos pone un balance – tengo que ser servidor en mi hogar, parroquia y en mi ministerio.

¿Tiene un consejo concreto, específico?

Dora: Nosotros practicamos la oración. Pedimos a Dios que no ilumine este día y que él nos presente a las personas que llegan a nuestra vida. Es la confianza en Dios de hacerlo correcto. Cómo haría Jesús en este caso sin perder la idea que tenemos nuestra iglesia doméstica.

Adolfo: Aparte es el amor. El amor que debemos tener uno al otro. La forma que Dios nos da el amor, lo debemos dar. Es nuestra carta de presentación. Si lo haces con amor todo te va a rendir y fructificar. Uno de los cimientos es dar todo con amor – a la familia, iglesia, comunidad. Es lo que rige en nuestras vidas. Damos nuestro tiempo de calidad. Somos parte del amor infinito que Dios nos da.

Gracias. ¿Pueden dar algunas palabras de ánimo a los otros ministros? En este podcast queremos crear una comunidad que nos apoyemos unos a otros. A lo mejor hay personas escuchando que han visto tantas parejas con problemas y relaciones rotas y ya no tienen mucha esperanza.

Dora: Yo quisiera decirles que cuando vean a una pareja con dificultades, actuar es este instante. Darles el número de teléfono o la página web o compartir lo que ha escuchado sobre el ministerio. Esto puede traer agua a este sediento. Porque muchas veces no sabemos adonde acudir y con quien hablar. En el mundo afuera lo primero que nos dicen es déjalo, déjala, puedes ser feliz con otra persona. Pocas personas nos dicen trabaja por sanar esta relación, piensa en los años gratificantes que has tenido. No todo ha sido conflicto. Cuando empezaste no estabas pensando en lastimarse. El volver a enganchar desde el principio, qué es lo que los hizo unirse como matrimonio. Muchas veces es ponerle agua a una planta casi muerta y verla florecer nuevamente.

Adolfo: Yo los animo a los que quieren permanecer a un ministerio que trabajen y que den su servicio con amor, con fortaleza para servir a otros. El servir para poder tener esta unión es por el trabajo. Sin el trabajo no se puede hacer nada. Entre más das, más recibes. Esto es lo bonito del ministerio. El dar sin interés, dar con esta pasión y amor, se te va a retribuir porque Dios no se queda con nada. Cuando tú das dentro de tu ser, Dios está obrando en ti. Esto los animo a los que quieren involucrarse que den todo de su parte y que esto les va a fructificar en todas las áreas de su vida.

Dora, ¿puedes cerrarnos con una oración? Para los que son nuevos o pasando momentos difíciles.

Dora: Claro que sí. Señor, Dios de bondad, sabemos que hay momentos difíciles en los que llega el desierto a nuestra vida, en lo que no sentimos dirección ni apoyo. Pero allí tú hazte presente. Trae esta luz, este amor, y sobre todo danos la fuerza de seguir adelante. Hay momentos en los que sentimos desfallecer pero que solamente tú nos puedes reconfortar. Te pedimos que cuando nos lleguen estos momentos, te pedimos por aquellos que todavía están ciegos y sordos a tu Palabra, que no han encontrado el verdadero amor, que eres tú. No han puesto tu vida y tu ser en medio de sus vidas. Ayúdanos a abrir nuestro corazón, nuestra mente para poder servir a los demás. Y que seamos esta semilla que va sembrando en este mundo paz, amor y fortaleza. Y todo esto te pedimos en el nombre poderoso y precioso de nuestro Señor, Jesucristo. Amen.

Episodio 6

Padre Carmelo Jiménez- Evangelizando con Piedad Popular y el Día de Muertos

Antes de cerrar quiero que compartes un poco de tu experiencia de ser sacerdote, ministro en la Iglesia. ¿Cómo balanceas el ministerio y los otros aspectos de tu vida? ¿Y cómo alimentas tu propia relación con Dios en medio de tantas cosas que haces para la Iglesia?

Tú conoces todos mis viajes largos a veces para atender a una sola persona. Algo que siempre he tenido, sobre todo al viajar es el santo rosario. La devoción mariana. Dos, la liturgia de las horas – no perderlas. Es sumamente difícil rezar en la tarde, pero, aunque lo haga muy tarde, no dejarlo de hacer. La dirección espiritual – tengo mi director espiritual y paso tiempo con él cuando estoy en México de visita y aquí también tengo un Padre americano que me dirige. La Misa – aprendí de un Obispo en Chiapas que no era bueno memorizarla, y yo no he memorizado la Misa. Cada día que celebro la Misa trato de maravillarme nuevamente en este don que Dios me ha dado.

Una de las metas de Gente Puente es crear comunidad y animarnos unos a otros. ¿Puedes darles palabras de ánimo a los que son nuevos o a los que están pasando por dificultades?

Al principio no quería venir a los Estados Unidos. Pensé que tenían todo y no necesitaban nada. Pero me dieron la oportunidad de venir y conocer y decidí venir. Conociendo más y más las necesidades pastorales de la comunidad hispana aquí es lo que me ha motivado seguir sirviendo aquí. Hay muchísima gente que necesita de una palabra tuya. Mucha gente necesita de tu voz, tus manos, una palmada tuya para poder continuar en su vida, en su vida de oración y en la Iglesia. Estados Unidos necesita seguir creciendo en la Evangelización, hispanos y americanos, caminando juntos. Han sido 13 años, yo venía por un año. Momentos de coraje y frustraciones, pero toda una bendición. Vale la pena tu llamado a ser ministro, a llevar a Dios a muchos, a ser puente para que muchos encuentren a Dios.

Gracias. ¿Puedes cerrar con una oración para los que sirven a la Iglesia?

Gracias Señor porque a pesar de ser vasijas de barro, nos sigues llamando, y nos sigues enviando por delante de tu pueblo. No somos dignos de estar en esta posición. No somos los más inteligentes, ni los más sabios, ni los más que podemos hacer todo. Pero tú te dignas y nos tomas y nos invitas subirnos a tu barca a esa aventura. Toma mi vida, toma la vida de todos estos ministros que caminamos juntos, a veces desconocidos, pero que queremos ser el puente para que muchos más hermanos puedan cruzar hacia Ti. Ayúdanos Padre misericordioso para que nunca nos sentamos necesarios en tu viña, sino humildes servidores que estamos haciendo lo que nos corresponde hacer. Bendice a cada uno de los ministros, especialmente aquellos que están trabajando con los más pobres, los más necesitados, para que ellos puedan ser tu mano amorosa para con los hermanos. Bendice a aquellos ministros que están pasando algún problema para que nunca se sientan solos. Bendice a aquel ministro que tiene muchos ímpetus en este momento de su vida para que nunca se desanime. Concédenos Señor tu gracia, tu amor, y tu presencia. Y que tu Espíritu Santo nos guie siempre. Espíritu Santo, fuente de luz, ilumínanos. Amen.

Episodio 8

Dina Beach- Certificación en Catequesis para Latinos

Gracias Dina, estoy segura que muchos han aprendido algo que pueden usar en sus lugares. ¿Hay algo más que quieres compartir de tu ministerio?

Quiero decirles que algo que aprendí en mi formación es cuando se llega a un lugar como misionera se llega a aprender no a enseñar. Porque cada comunidad tiene una riqueza importante. No lleguen y quieran enseñar sin antes conocer a la comunidad, empápense, sea uno de ellos. Es una de las ventajas que he tenido. Conoce e involúcrate con las familias. Llorar con ellos y celebrar con ellos. Conocer sus retos y miedos, sus necesidades primarias. Hay muchas mujeres que tienen miedo a salir, entonces acompañarlas, visitar y rezar con ellas. Hay que cuidar al rebaño.

Nos dijiste tu esposo es misionero, ¿cómo mantienen su relación, la familia, y su relación con Dios?

Para fortalecernos sacrificamos un poco de nuestro tiempo de dormir. Rezamos juntos en la mañana. Él trabaja aparte y me apoya los fines de semana, pero con la oración en la mañana nos fortalece. Al medio día yo voy a la misa. Nosotros los misioneros tenemos que hacer de nuestra vida una oración, mientras voy manejando estoy alabando al Señor. Estar en conexión es algo maravilloso. Con mi esposo dedicamos algunos días juntos – él me acompaña en el camino a las actividades que tengo. Él es nacido aquí en los Estados Unidos y está aprendiendo español. Hay que tener momentos de esparcimiento en nuestras familias también, no todo es trabajar.

Gracias, ¿puedes cerrar con algunas palabras de ánimo, para los que están escuchando?

Claro que sí. Primero quiero decir que el ministerio es la respuesta al llamado de Cristo. No te desanimes. A veces encontramos en nuestro trabajo palabras de ánimo opalabras de desánimo, algunas envidias, en fin, a veces son momentos que sentimos que son oscuros y en contra corriente, y a veces hay éxito, pero no te desanimes. Sabe que Cristo te lleva de la mano y a veces hasta te lleva cargando, nunca vas solo. Ten confianza, recuerda que tu repuesta al llamado es seguirlo. Y muchas veces hay que cargar con esa cruz, sabiendo que él va a ayudándonos con la carga. Ánimo, conéctate siempre con Dios y sabe que él está allí contigo.

Y quiero compartir esta oración que aliviana mi trabajo, y eso me ayuda mucho con esas situaciones de desánimo. Es una oración de San Ignacio de Loyola, y dice, “Oh Dios mío, enséñame a ser generosa, para servirte como tú mereces ser servido, a dar sin contar el costo, a luchar sin temor a ser herida, a trabajar sin buscar descanso, y a darme sin esperar ninguna recompensa, pero con el conocimiento de que estoy haciendo tu santa voluntad. Amen.

Episodio 10

Lupita Vital-Celebrando a Nuestra Señora de Guadalupe

¿Qué es algo que has aprendido, que puedes dar como consejo a los demás, por ejemplo cómo balanceas las diferentes áreas de tu vida?

Es una pregunta difícil, pero se puede resumir en Oración, Paciencia y Descanso. No corras, camina, porque solo te cansas y no alcanzas a hacer todo lo que quieres. También no hay que dejar sus minutitos con Dios. No olviden que Dios está en todo. Pon cuidado de como Dios se encarga de las cosas. Paciencia y saber escuchar.

Puedes cerrar con unas palabras de aliento, de ánimo para los que son ministros en la iglesia pero tal vez están pasando alguna dificultad y cerrar con una oración?

A los que están pasando por alguna dificultad les recomiendo hablar con alguien más, que les pueda ayudar a discernir. Agradecerle al señor la oportunidad que nos da de conocerlo a través de las personas que encontramos en el ministerio en nuestra vida. Agradecer a todos los que nos rodean por brindarnos momentos para alcanzar las gracias de Dios. Dios te Salve, María, llena eres de gracia; el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. Señora te encargo a todas las mamas jóvenes.

Episodio 12

Padre Esteban Sanchez- Tradiciones Ecuatorianas de Diciembre en Nueva York

Bueno Padre, como dijo ya tiene varios años de sacerdote y seminarista, antes de eso estoy segura que ya tenía posiciones de liderazgo, ¿hay algo que nos puede compartir de su experiencia de ser líder en el ministerio?

Yo creo que el mejor líder es aquel que está con su pueblo. El Sacerdote nunca debe olvidarse de que viene de una realidad fija. El Santo Padre, el Papa Francisco, habla mucho acerca del clericalismo, somos especiales por el hecho de que podemos dar a Jesús a los demás en los sacramentos. Por otro lado, seguimos siendo seres humanos. Yo pienso que un sacerdote, no debe de olvidarse de sus raíces, ni de dónde viene, ni a donde va. Hay que estar con los necesitados, con los tristes, con los abatidos, ese es su principal labor, estar con el pueblo de Dios.

Yo también quería pedir otro consejo porque se ve en su parroquia que es muy multicultural, ¿cómo se hace para trabajar con tantas distintas culturas y tener una pastoral de conjunto?
Es difícil porque la gente no está acostumbrada a llevar un esquema. Uno de los principales desafíos que yo he encontrado es la lengua. Siempre hay como esa clase de separación de yo no hablo inglés, o n hablo español. Poquito a poco con eventos bilingües que integran a las dos comunidades para que se conozcan más entre sí. Y vean lo que los une. Porque una parroquia que trabaja unida, una parroquia que reza, una parroquia que es de Dios es fuerte y va a continuar.

Antes de cerrar, ¿puede compartir con nosotros algunas palabras de animación para los ministros que están escuchando, de ánimo en su ministerio?
Primer consejo; trabajen con sus párrocos. Siempre es bueno estar atento a los párrocos, preguntar, conversar, ver qué ellos opinan. A veces cuando tenemos párrocos que no entienden otra cultura, es un poquito difícil, pero no imposible. Dos, un líder verdadero es aquel que sabe servir a sus hermanos. Un líder, no es un dictador. Es el servicio lo que le abre las puertas hacia los demás y hacia el corazón de Dios. Ser líderes también es ser hombres y mujeres de oración. Sin oración esto no se puede. Antes de hablar se tiene que preguntar al señor “¿qué quieres que yo hable? ¿qué quiere que yo comparta? ¿qué quiere que yo experimente?”. Esa es la experiencia de un líder para mí.

¿Puede cerrar con una oración para los ministros que están escuchando?

Pidámosle a nuestro Señor Jesucristo que ha venido a la humanidad para demostrarnos cuanto nos ama, que nos de la gracia de perseverar fielmente y unidos a su iglesia hasta el final de nuestros días. Que Nuestra Madre Santísima, la Reina y Señora, junto con San José, nos den la capacidad de esperar, esperar la llegada del Señor, que se hace hombre por nosotros, y que el Señor todo poderoso con su inmensa bondad los bendiga. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Episodio 14

Sandra Navarro- Cuidando el Templo de Dios- Bienestar para Ministros

Sandra, ¿podrías cerrar con algunas palabras de ánimo para los que están escuchando, que a lo mejor están pasando por algo difícil en su ministerio, para que sigan adelante?

Si en su corazón encuentran ese llamado al servicio, que lo sigan y pongan en manos de Dios. No se den por vencidos, busquen ayuda si la necesitan. Y también, que se den la oportunidad de discernir, y pongan a Dios en todo lo que hagan. Que no se sientan mal si a veces se cuestionan, sobre si están haciendo las cosas bien o no en su ministerio. Confíen en los regalos que Dios les dio.

¿Puedes, cerrar con una oración?

Amado Dios, te doy las gracias por darnos la oportunidad de servirte, de servir a tu pueblo, por darnos la capacidad de desarrollar nuestros talentos y ponerlos al servicio de los demás. Te damos gracias por este ministerio de Patti, de Gente Puente, que también es un recurso, y una guía para todos los que servimos a tu pueblo en amor, y en luz. Te damos gracias por todas las oportunidades que tú nos das, por nuestras familias, y por nuestros hijos. Te pedimos Señor que nos sigas dando la fuerza necesaria y las herramientas, que necesitamos para poder seguir en nuestro trabajo ministerial. Amen.

Conclusión

Dios Padre, te pido que toques el corazón de cada ministro que está escuchando hoy. Que sienta el amor tan grande que le tienes. Que recuerde que tú lo amaste primero. Tú lo creaste por amor. Tú le has ido formando desde el vientre de su madre y vas guiando sus pasos. Es tu hija o hijo amado. Hasta los cabellos de su cabeza están contados. Tú le has dado ciertos dones y todo lo que necesita para hacer tu voluntad aquí en la tierra. Tú le has llamado al ministerio para servir al Cuerpo de Cristo. Tú ves todos sus esfuerzos, desvelos y luchas. Que recuerda que nunca está solo. Concédele la gracia y la fortaleza para superar cualquier obstáculo que viene en su camino. Y que todo lo que haga sea para tu gloria, Señor. Todo esto pedimos en nombre de Jesucristo, nuestro Señor. Amen.

También te pido a ti María, nuestra Madre, que cubres con tu manto al que está escuchando. Que pueda sentir tu amor maternal y seguir tu ejemplo de discípulo fiel. Nuestra Señora de Guadalupe, ruega por nosotros. Amen.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Gracias por escuchar hoy. ¡Que Dios te bendiga a ti y a tu ministerio como gente puente!

35 episodes available. A new episode about every 10 days averaging 42 mins duration .