1:Gustavo Valdez | Formación en la Fe para Adultos

48:29
 
Share
 

Manage episode 217137390 series 2435104
By Discovered by Player FM and our community — copyright is owned by the publisher, not Player FM, and audio streamed directly from their servers.

Notas del Programa / English Show Notes

En este episodio Patti entrevista al Doctor Gustavo Valdez, Director Diocesano del Ministerio Hispano en la Diócesis de Charleston. Gustavo comparte su experiencia con un programa que ha tenido mucho éxito en su diócesis:

Escuela de la Fe “Cristo Maestro.”

Panfleto del Programa

Sesión de Muestra: La Dignidad de la Persona Humana (Curso 5-Tema 1)

Información de Contacto del Doctor Gustavo Valdez

Si quieres ayudar con los afectados por el Huracán Florence:

Caridades Católicas de Carolina del Sur

Caridades Católicas de Raleigh

Otros recursos mencionados:

HRMC (Centro de Recursos para el Ministerio Hispano)

Revista Digital ¡Oye!

Cómo ser Padrino o Patrocinador del Podcast

Grupo de Facebook Gente Puente

Traducciones Católicas por Patti’s Catholic Corner

Resumen del episodio:

Introducción

¡Saludos Gente Puente! Nosotros somos una comunidad de gente puente: construyendo puentes entre Dios y su gente, y también entre diversas culturas e idiomas. En el programa de hoy tenemos un invitado especial, el Doctor Gustavo Valdez. Él nos va a compartir sobre su experiencia de crear y dirigir un programa de formación en la fe para adultos. Es un programa que ha tenido mucho éxito. ¡No lo quieres perder!

If you have no idea what I just said, don’t panic. The Gente Puente podcast alternates between English and Spanish episodes. If you’re not bilingual you can still get a summary of today’s episode in the show notes found at patticc.com/1. You won’t want to miss out on the wisdom and experience Dr. Gustavo Valdez shares with us about faith formation for adult Hispanics.

Yo soy Patti Gutiérrez de Patti’s Catholic Corner. Somos un equipo de ministros que proveen traducciones católicas de inglés al español o de español al inglés. Yo soy tu anfitriona en estas entrevistas. Este podcast es para ti si eres un líder de algún ministerio católico. Aquí vas a escuchar entrevistas sobre las mejores prácticas del Ministerio Hispano/Latino de todo los Estados Unidos para sacar ideas, estrategias y recursos prácticos que te pueden servir en tu ministerio! También vas a recibir ánimo de otros ministros que entienden todas las alegrías y luchas que vienen con el ministerio.

Pero antes de empezar quiero agradecer al patrocinador de este episodio: El Centro de Recursos para el Ministerio Hispano, conocido como HMRC por sus siglas en inglés. Es una rama de las Publicaciones Claretianas fundada por los Misioneros Claretianos en los Estados Unidos para ofrecer recursos a las parroquias que sirven a la comunidad hispana/latina. Puedes encontrar su página web y todos los recursos mencionados en este episodio y también un resumen del episodio en inglés y español, en las notas del programa que se encuentran en patticc.com/s1.

Si quieres unirte a la conversación en este momento y ver lo que viene en los próximos episodios, ¡vente a nuestro grupo privado de Facebook! Simplemente busca Gente Puente en Facebook para encontrarnos y ser parte del grupo.

Como dije al principio hoy vamos a escuchar del Doctor Gustavo Valdez, Director Diocesano del Ministerio Hispano en la Diócesis de Charleston, en Carolina del Sur. Gustavo tiene una variedad de experiencias de ser misionero en México y en varias diócesis de los Estados Unidos. También tiene una Maestría en Estudios Teológicos del Seminario Notre Dame en Nueva Orleans. Y tiene su Doctorado en Ministerio de la Universidad Católica de América en Washington, DC. Vive en Charleston con su esposa y cuatro hijos. Ahora escuchemos a mi conversación con el Doctor Gustavo.

¡Bienvenido Gustavo!

Gracias por tenerme en este espacio que va a ayudar a muchas personas.

Ojalá. Oración Inicial: Señor venimos ante ti en gratitud por todas las bendiciones que nos has regalado, especialmente el don de poder servir en tu Iglesia. Sabemos que no somos perfectos y por eso te damos gracias por tu misericordia y que todavía quieres usar nuestra fragilidad humana. Señor Jesús, tu rezaste que seamos uno como tú y tu Padre son uno, derrama tu Espíritu mientras tratamos de ser gente puente, uniendo al Cuerpo de Cristo. Ven Espíritu Santo, llena los corazones de los fieles, enciende en ellos el fuego de tu amor. Amen.

Gracias por estar. Estoy emocionada escuchar del programa que vas a compartir, pero antes que nada cuéntanos un poco de ti, tu pasado, tu vocación y como estás conectado con el Ministerio Hispano.

Soy originario de México. Nací en un estado en el norte del país y viví con mis papás, una hermana y un hermano. Ellos continúan allá. Estuve allí hasta los 26 años y tuve una experiencia de conversión muy fuerte. Después de terminar mis estudios universitarios como ingeniero industrial, tomé la decisión de ser misionero tiempo completo en la cierra de Coahuila y Chihuahua. En el inicio de 2000 e inicia la inmigración masiva y las diócesis tuvieron la necesidad de buscar ayuda de los Obispos de México, así es como llegué de misionero en 2003. Las necesidades en el inicio fueron diferentes. Mi primera diócesis fue en Biloxi, Mississippi y el trabajo de ministerio hispano era muy básico de llevar las mujeres embarazadas al hospital, ayudar en traducciones, inscribir los niños en la escuela, conseguir un trabajo, programas de inglés – trabajo muy básico, como iniciar a poner los pies en este país.

¿Ahora, cuál es tu papel?

Ahora estoy en la Diócesis de Charleston como el Director del Ministerio Hispano de la Diócesis – una de las más grandes territorialmente porque abarca todo el estado de Carolina del Sur. Tenemos 56 comunidades hispanas dispersas por todo el estado. Tenemos 17 sacerdotes latinos que atienden a las 56 comunidades. Trabajo con el Obispo Guglielmone en la curia donde se toma las decisiones administrativas de la diócesis – qué escuelas, parroquias se abre, qué programa – gracias al apoyo de nuestro Obispo estamos trabajando allí donde se toma las decisiones para poder llevar a la comunidad hispana los programas que requieren para atender mejor a nuestra comunidad inmigrante. Vimos la necesidad de crear un programa que la comunidad pueda tener acceso a mejorar entendimiento de la fe católica. Una de las cosas importantes que veíamos es que toda la cultura, la vida social, la vida familiar está envuelta en la fe católica – nombres de santos, las fiestas del pueblo, todo gira alrededor de una fe comunitaria. Aunque muchas veces no se entendía a profundidad el significado de la fe que vivíamos – era más una fe celebrativa en lugar de tener una fe donde realmente se entienda lo que uno está creyendo. Cuando inmigramos a este país y ya no tenemos este colchón cultural católico que antes teníamos nos encontramos en una cultura que pone en peligro la fe que se pasó de una generación a otra. En este contexto de entender esta fe empezaron las iniciativas de formación en la fe católica que nos gustaría conservar y que la siguiente generación de hispanos practique la fe católica.

Que bien. Platiquemos un poco de este programa.

Es algo que se hace en toda la diócesis, ofrecida por la Oficina de Ministerio Hispano bajo un programa que se llama Escuela de la Fe Cristo Maestro. Pero se ofrece en las parroquias donde la comunidad normalmente se reúne. Actualmente tenemos 12 diferentes centros donde llevamos un programa de 3 años de formación – sagrada escritura, la teología sistemática, temas relacionados pero separados. La base para desarrollar los temas es el catecismo de la Iglesia.

¿Entonces es algo ya escrito? ¿Es algo que otras diócesis podrían comprar? ¿O es algo interno?

Es diocesano que podríamos compartir con otras diócesis como lo hemos hecho con Savannah. Vemos la necesidad en ayudar a la comunidad hispana. Quien quiera puede contactarnos y con mucho gusto vemos la posibilidad de que tengan también este programa.

¡Gracias! Vamos a poner la información en las Notas del Programa. ¿Quiénes son los maestros?

Originalmente ofrecía yo y otra persona que me ayudaba. Eran tantas comunidades que necesitaban la formación que no era posible estar en todas partes. Y no todas las comunidades tenían herramientas para hacer las clases en línea. Entonces conseguimos el personal para que vayan en persona.

¿Entonces se puede dar en línea o en persona?

Las dos. Nos funcionó más cuando el profesor esté allí presente. Les gusta más tener algo en frente para hacerles preguntas o sentir que me está escuchando. Un mensaje personal. Con la comunidad hispana hemos visto que funciona más la presencia.

¿Cuáles eran las metas? Decías que conocieran más al fondo las enseñanzas y las razones atrás de lo que hacen. ¿Cuáles eran otras metas de corto y largo plazo?

Primera meta – ayudar a que entienda en profundidad la fe que ya traemos como herencia de nuestros padres. Segunda – ayudar a que todos los ministros, voluntarios, líderes, movimientos, etc. Tengan una formación uniforme y más profunda de la fe católica. Así hacen su servicio de acuerdo a lo que la Iglesia enseña. Que el liderazgo conozca y transmita la doctrina en los programas que ofrecen en sus parroquias.

Entonces no solamente asisten a los que trabajan en la parroquia o que tengan un encargo específico, ¿todos pueden ir?

Correcto. El tercer objetivo – al principio pensamos que era para los líderes, pero vimos que había mucha gente que querían conocer su fe pero que no eran líderes en ninguna comunidad, padres de familia, amigos. Entonces no se limita al líder. Una cosa interesante – más y más les gusta ir a las personas que no son católicas. Quieren hacer preguntas y saber porqué hacemos lo que hacemos. Les da una curiosidad de la doctrina. Uno de los temas más favoritos es lo que enseña la Iglesia sobre la defensa de la vida, planificación de la familia, la teología del cuerpo del Papa Juan Pablo los alimenta.

Es un punto en común donde se puede empezar la conversación. ¿Hay algo que has aprendido y mejorado?

Aprendí a través del tiempo a la comunidad le gusta tener alguien que conozca la fe explicándola. Pero aparte de eso le gusta escuchar a su propio sacerdote explicando la fe. Hay que involucrar al sacerdote de mi comunidad. Le encanta ver que el padre no solamente da la Misa porque, aunque en la homilía explica la escritura, no hay la oportunidad de levantar la mano y hacer preguntas. Las clases de formación en la fe son para eso. Tienen la oportunidad de preguntar – porqué el celibato, la comunión, etc. Les gusta escuchar de su sacerdote. Es un cambio que hemos hecho es pedir al diácono o sacerdote local que den la clase. Ha tenido una respuesta increíble.

¿Cómo hace para que sigan 3 años de formación? Que sigan animados y que vengan.

No sé. Fue un reto al empezar. Solo encuentro una respuesta. Cuando la persona se enfrenta y escucha la verdad, la verdad es atractiva. Cuando escucha lo que realmente Dios quiere hablarnos a través del magisterio de la Iglesia, y la Sagrada Escritura, esta es un imán. La gente le gusta conocer la fe. Son 15 cursos en 3 años y no hay ningún curso donde baja la asistencia. Hay lugares donde tenemos que cambiar de salón porque la gente no cabe. Se va corriendo la voz. Siempre hay estudiantes. A veces hay personas que se muevan de lugar, pero normalmente la gente permanece. En septiembre vamos a tener la primera graduación del primer ciclo de 3 años, y tenemos 200 personas que se van a graduar. Es un gran número. En otras diócesis hablábamos de graduaciones de 30 o 40 personas. Pero aquí la respuesta ha sido increíble.

¿Se hace la graduación todos juntos?

Sí. El Obispo hace una ceremonia, les da un certificado catequético y una Misa de acción de gracias por haber terminado los estudios. ¿Qué lleva la comunidad? La gente crece en conocimiento. Pero cuando hay necesidad de catequesis – quien da la clase de bautismo, de formar parejas para el matrimonio, etc – aquí hay alguien que ya tomó el curso, están certificados y preparados. Tenemos gente que sabemos que lo que van a enseñar va de acuerdo a lo que enseña la Iglesia Católica.

Descanso – Patrocinador HMRC – http://www.hispanic-ministry.com

Seguiremos con mi entrevista con el Doctor Gustavo en un momento, pero quiero compartir un poco más de nuestro patrocinador: HMRC. El Centro de Recursos para el Ministerio Hispano de los Misioneros Claretianos tiene varios recursos publicados y en línea que te pueden servir en tu ministerio. Todas sus publicaciones celebran la fe, identidad y cultura Hispana. Una de sus publicaciones muy popular es la Revista ¡Oye! dirigida específicamente a los jóvenes y jóvenes adultos hispanos. Es una revista digital gratis que se puede encontrar en las notas del programa en Patticc.com/s1. Así que, si tienes algún ministerio o contacto con jóvenes católicos hispanos, puedes ofrecerles ánimo e inspiración en su fe, compartiéndoles esta revista digital gratis.

Ahora seguimos con la conversación con el Doctor Valdez.

Explícame cómo es el proceso de hacer 15 cursos en 3 años. Y sobre el nivel académico para que los inmigrantes puedan entender y aplicarlo a sus vidas.

Damos 5 cursos por año. En la primavera – siguiendo el calendario de las escuelas (Enero a Junio) son 3 cursos, descansamos en Julio, y en agosto empezamos con 2 cursos más y terminamos al final de noviembre. Así todos se concentren en los trabajos parroquias de la Navidad. Son cada dos semanas. En dos meses cubrimos un curso – 4 sesiones. Normalmente las sesiones son de 2 horas y se dan a las 7pm cuando la gente sale de los trabajos en un salón de la parroquia.

Nivel académico – es comparable con lo que alguien aprende en un “undergraduate” (licenciatura). Alguien podría decir que es muy elevado para alguien que a lo mejor ni terminó la primaria. Ha sido un debate. Hemos encontrado que los programas que tienen un nivel un poco más arriba de lo que tiene la mayoría de la gente, han respondido mejor. Porque cuando subes el nivel, el lenguaje, o la estructura haces que la comunidad de esfuerce y a entender un lenguaje que antes no estaban acostumbrado escuchar. Es un reto. Lo experimentamos a través de los años – cuando ofrecimos algo a su nivel académico, la gente no dura porque no se sienten retados, no sienten que van a aprender algo. Van a decir que es algo que ya sabían. Pero cuando subimos el nivel de aprendizaje es atractivo, la gente dice hoy aprendí algo nuevo, nunca había escuchado esta palabra antes y la conecta a la vida diaria. A los instructores les pedimos que usen un lenguaje adecuado pero que no bajen mucho el nivel académico porque entonces la gente no siente que les estamos ayudando.

Explicar al nivel que entiendan, pero seguir usando las palabras académicas que necesitan.

Exacto. Es el trabajo del maestro. Es como la mamá que da pecho y come de todas las comidas y transforma la comida a algo que puede digerir el niño. El profesor toma toda la instrucción y la transforma a algo que el estudiante puede aprender, pero también crecer.

¿Ustedes los entrenan?

Sí. Tenemos sesiones donde explicamos los objetivos y la explicación al nivel académico. A la gente les encanta conocer algo, no quedarse donde mismo.

Gracias. Es un programa que podría servir a muchas diócesis. Quiero saber más sobre tu ministerio en general.

Algo que me emociona ahora en el ministerio es que el Ministerio Hispano en estos momentos, en este tiempo histórico es toda una aventura. No hay nada escrito sobre piedra. Todos los días son oportunidades de crecer, encuentro un reto, trato de buscar la solución a un problema diferente. Mi consejo sería – si tú estás tratando de servir a la iglesia en al ministerio hispano/latino te recomiendo que nunca te quedes con un solo esquema, nunca pienses que una sola estrategia va a resolver todos los problemas. Siempre debes estar abierto a diferentes opciones, tratar diferentes ideas, para que tengas más herramientas para los problemas que surgen. Otro consejo es trabajar mucho con el personal diocesano, ellos tienen otra visión y cómo funciona la iglesia en este país. Esto nos ayuda saber cómo integrar a la comunidad hispana en la vida de la Iglesia. Las oficinas de vida familiar, de catequesis, de finanzas, de sacerdotes, de diáconos. Mantente en comunicación total. Te abre un panorama.

Una de nuestras metas con el podcast Gente Puente es crear una comunidad de ministros para animarnos unos a otros. Con lo que has compartido veo que has aprendido mucho de cómo ser un líder en el ministerio. ¿Cómo haces tanto? ¿Y como mantienes tu relación con Dios y un balance entre todos los aspectos de tu vida?

El ministerio es muy absorbente. El ministerio no te pide poquito, no te pide mucho, te pide todo. Eso es ministerio hispano. Pero uno poco a poco tiene que empezar a tener una disciplina personal de balance entre una vida personal espiritual y una vida activa en el ministerio hispano. Tengo que forzarme a orar, una misa diaria si puedo, practicar la confesión, y el ministerio nunca debe quitar la oportunidad de compartir la vida con tu familia. La familia es nuestra primera vocación. Si estás casado, tener un diálogo con tu esposa y hacerla parte del ministerio. Pero es un reto. Es uno de los servicios de la iglesia que no hay límites, siempre hay trabajo que hacer, siempre hay problemas y necesidades. Uno tiene que disciplinarse de decir hasta aquí termina mi función – en este momento ya no soy director del ministerio hispano, ahorita soy papá y esposo. Cosas prácticas – cuando llego a mi casa tengo que apagar mi celular. Mañana los problemas continuarán.

Cuéntanos de tu familia.

Dios me regaló una esposa muy bonita originaria de Missouri. Nos conocimos en la escuela de formación en la fe donde yo trabajaba como director asociado y ella como administradora de la escuela de formación. Ya tenemos casi 10 años de casados y Dios nos ha regalado 4 hijos. Dos barones de 8 y 6 años y dos niñas de 4 años y una de 4 meses. Ha sido el mejor regalo. Somos una familia de dos culturas – México y de aquí. Nuestra fe nos ha unido. Tratamos siempre de crear una familia bicultural, de enriquecer a la familia con las dos culturas. Es un ejemplo de la integración en la iglesia. Tratar de que las culturas enriquezcan unas a otras. Mi familia es un ejemplo del enriquecimiento mutuo de las dos culturas. Tú también, ¿verdad?

Sí, yo soy de aquí de Maine y mi esposo diácono Cristóbal nació en Los Ángeles, pero fue criado en México. Bueno, Gustavo, antes de cerrar déjanos con algunas palabras de aliento.

A los ministros que están empezando, a los que ya tienen tiempo, a los que están tratando de entender qué hacer ahora con la comunidad hispana en este país – yo les diría: todo lo que hacemos, todo el esfuerzo que tratamos de dar a la Iglesia, que no sea en vano. Que todo esté fundado en el encuentro con Jesús. Estamos pasando por momentos complicados y es muy probable que los retos que vienen serán más grandes, pero algo que nos debe tener siempre con confianza – no trabajamos por nosotros mismos, no hacemos proyectos para nuestras diócesis, o nuestras comunidades – nosotros hacemos proyectos porque todo lo que hacemos está basado en el encuentro con Jesús, en la conversión, en esta necesidad que tenemos de traer más y más personas a una vida íntima con Jesús. Deseo que esto sea algo que te motive – tener un encuentro con Jesús. Siempre repito esto con los movimientos – no importa si eres de un grupo de oración o catequéticos o de carismáticos y Juan XXIII – no importa cuál es. Si tu grupo o movimiento no promueve el encuentro con Jesús, entonces sí cuestiona lo que estás haciendo, pero si todo lo que tú promueves lleva a la comunidad al encuentro con Jesús, estás haciendo el trabajo.

¿Puedes cerrar con una oración para todos los que servimos a la Iglesia?

Claro. Padre Santo te damos las gracias porque nos concedes seguir siendo parte de este gran proyecto de ministerio hispano aquí en los Estados Unidos. Gracias por ser parte de esta gente puente que ayuda a que las dos comunidades cada día estén creciendo más y más como Iglesia. Ponemos en tus manos también aquellos líderes de nuestras comunidades hispanas que estén pasando por algún problema, aquellos que han perdido la esperanza, aquellos que estén enfrentándose con problemas o que van a enfrentarse a problemas en los años venideros. Todo esto ponemos Señor en tus manos para que tú seas realmente la luz, para que tú seas quien nos guía, para que tú seas nuestra esperanza y que todos nuestros esfuerzos siempre estén fundados en tu amor. Amén.

¡Gracias por tomar tu tiempo y compartirnos tanta sabiduría!

Gracias a ti también.

Conclusión:

¡Qué entrevista tan buena y práctica con el Doctor Gustavo! ¿No? Aquí hay unos puntos importantes que a mí me llamaron la atención:

  1. Muchas veces no entendemos a profundidad el significado de nuestra fe
  2. La formación en la fe para todos los adultos ayuda a preservar la fe en la comunidad hispana para pasarla a las siguientes generaciones
  3. Con la comunidad hispana los programas funcionan mejor en persona e incluyendo a sus ministros locales.
  4. Cuando la persona se enfrenta y escucha la verdad, la verdad es atractiva.
  5. Cuando alzamos el nivel de aprendizaje el programa se hace más atractivo, la gente dice hoy aprendí algo nuevo y lo conecta a su vida diaria.
  6. El ministerio es muy absorbente. No hay límites, siempre hay trabajo que hacer, siempre hay problemas y necesidades. Entonces tenemos que tener la disciplina de poner límites nosotros mismos para el bien de nuestra vocación y nuestro ministerio de largo plazo.
  7. Y por último y más importante – no nos olvidemos de basar todo lo que hacemos en el encuentro con Jesús.

Espero que tú también recibiste mucho de esta entrevista.

Tristemente, el día que este episodio se publica, el Huracán Florence está el punto de llegar a la costa este donde se encuentra la Diócesis del Doctor Gustavo. Hay vínculos en las notas del programa si quieres hacer donaciones a las Caridades Católicas de Carolina del Sur y las Caridades Católicas de Raleigh, en Carolina del Norte, específicamente para servicios de desastres.

Pidamos a Dios que se calme la tormenta y proteja a todos los afectados.

No te olvides que allí en las notas del programa también se encuentran todos los recursos mencionados en este episodio, incluyendo una muestra gratis del programa de formación del Doctor Valdez. Los puedes encontrar en patticc.com/s1.

¡No te olvides de unirte al grupo de Facebook de Gente Puente para ser parte de nuestra creciente familia de líderes católicos que comparten su experiencia y se animan mutuamente! Puedes encontrarnos en http://www.facebook.com/groups/gentepuente o simplemente busca Gente Puente en Facebook.

En el siguiente episodio vamos a escuchar sobre cómo aumentar la inscripción de familias hispanas en las escuelas católicas. Entonces, ¡no te olvides de suscribirte al podcast Gente Puente en Podcasts de Apple, Podcasts de Google o tu aplicación favorita de podcast para que no te pierdas ningún episodio del futuro!

Gracias por escuchar hoy. ¡Que Dios te bendiga a ti y a tu ministerio de ser gente puente!

35 episodes available. A new episode about every 10 days averaging 42 mins duration .