4: Salvando los Matrimonios Hispanos | Adolfo & Dora Rubio

39:47
 
Share
 

Manage episode 217738904 series 2435104
By Discovered by Player FM and our community — copyright is owned by the publisher, not Player FM, and audio streamed directly from their servers.

English Show Notes patticc.com/4 Notas del Programa patticc.com/s4

En el programa de hoy vamos a escuchar sobre un ministerio que fortaleza y salva a matrimonios que se llama Retrouvaille por una pareja de líderes Adolfo y Dora Rubio. En esta entrevista, ellos comparten sobre su propia relación y los cambios que han visto, y también los detalles del cómo funciona la experiencia de Retrouvaille.

Información sobre Retrouvaille

Sitio web de Retrouvaille: www.ayudanuestromatrimonio.org/es

Calendario de Fines de Semana: https://www.helpourmarriage.org/es/calendario/

Página de Facebook del Grupo de Adolfo & Dora – https://www.facebook.com/Retrouvaille.SanFernando/

Ejemplo de un panfleto

Tapa Lado 1 Lado 2

Otros recursos para el Matrimonio

Sitio web del USCCB Por tu Matrimonio – https://portumatrimonio.org/

Resumen del episodio:

Introducción

¡Saludos Gente Puente! Nosotros somos una comunidad de gente puente: construyendo puentes entre Dios y su gente, y también entre diversas culturas e idiomas. En el programa de hoy vamos a escuchar sobre un ministerio que fortaleza y salva a matrimonios que se llama Retrouvaille por una pareja de líderes Adolfo y Dora Rubio.

If you have no idea what I just said, don’t panic. The Gente Puente podcast alternates between English and Spanish episodes. If you’re not bilingual you can still get a summary of today’s episode in the show notes found at patticc.com/4. You won’t want to miss out on today’s interview about a ministry that strengthens and saves marriages called Retrouvaille. Adolfo and Dora Rubio help lead this ministry in Spanish in California.

Yo soy Patti Gutiérrez de Patti’s Catholic Corner. Somos un equipo con experiencia en el ministerio que provee traducciones católicas de inglés al español o de español al inglés. Yo soy tu anfitriona en estas entrevistas. Este podcast es para ti si eres un líder de algún ministerio católico. Aquí vas a escuchar entrevistas sobre las mejores prácticas del Ministerio Hispano / Latino de todo los Estados Unidos para sacar ideas, estrategias y recursos prácticos que te pueden servir en tu ministerio! También vas a recibir ánimo de otros ministros que entienden todas las alegrías y luchas que vienen con el ministerio.

Pero antes de empezar quiero recordarles que uno de los metas principales de este podcast es crear una comunidad de ministros católicos que se apoyen y que compartan sus ideas y recursos. Nada de estar reinventando cosas que ya existen. Podemos ayudar unos a otros a mejorar nuestros ministerios. Así que los animo que participen en esta comunidad a través del grupo Gente Puente en Facebook. Simplemente busca Gente Puente en Facebook para encontrarnos y ser parte del grupo. Puedes encontrar un vínculo del grupo y de todos los recursos para este episodio en las Notas del Programa en la página patticc.com/s4.

Como dije al principio hoy vamos a escuchar de Adolfo y Dora Rubio. Es una pareja que tuvo la experiencia de ir a un fin de semana de Retrouvaille hace 21 años. Retrouvaille significa redescubrir en francés. La experiencia salvó su matrimonio y les enseñó mucho sobre si mismos y cómo tener una relación mejor. En esta entrevista, ellos comparten sobre su propia relación y los cambios que han visto, y también los detalles del cómo funciona la experiencia de Retrouvaille. Ahora ellos sirven cómo líderes. Ojalá escuchando de su experiencia otros se animan a servir también como líderes en este ministerio tan importante en nuestra sociedad hoy en día. Les quiero pedir perdón por unos momentos de problemas con al audio de Adolfo. Todavía hay unas fallas en el sistema. Lo siento. Pero es por ratitos no más. ¡Ahora escuchamos a mi entrevista con Adolfo y Dora Rubio!

¡Bienvenidos Adolfo y Dora! ¡Bienvenidos al Podcast Gente Puente!

Buenos días y gracias por la invitación.

Voy a empezar con una oración. Señor venimos ante ti en gratitud por todas las bendiciones que nos has regalado, especialmente el don de poder servir en tu Iglesia. Sabemos que no somos perfectos y por eso te damos gracias por tu misericordia y que todavía quieres usar nuestra fragilidad humana. Señor Jesús, tu rezaste que seamos uno como tú y tu Padre son uno, derrama tu Espíritu mientras tratamos de ser gente puente, uniendo al Cuerpo de Cristo. Ven Espíritu Santo, llena los corazones de los fieles, enciende en ellos el fuego de tu amor. Amen.

Bienvenidos a los dos. Es un placer tenerlos aquí. Cuéntennos un poco sobre ustedes, sus vidas y como empezaron en el ministerio.

Adolfo: Yo soy de la Ciudad de México y mi esposa es de Hidalgo. Nos conocimos en la Ciudad de México y después de varios años juntos decidí venir a los Estados Unidos por circunstancias y problemas que tienen que ver con la relación. ¿Cómo comencé a involucrarme en el ministerio? Por la misma crisis que tuvimos me hizo pedir ayuda. Fue una infidelidad mía. El matrimonio ya estaba quebrantado, al punto de perderse. Tuve la información Retrouvaille y estamos aquí desde hace 20 años.

Dora cuéntanos un poco de ti y la familia.

Dora: Claro que sí. Tenemos 39 años de casados ahora. Llegamos al ministerio de Retrouvaille cuando tuvimos 18 años de matrimonio. Estar trabajando en este ministerio nos ha hecho salvar al matrimonio y a la familia. Tenemos 3 hijos y ahora 4 nietos. La ruptura en la relación era casi imposible restaurar porque venía con muchos prejuicios y juicios acerca del perdón. No creía en el perdón. No podía confiar nuevamente. Retrouvaille me enseñó a tener compasión y misericordia hacia otros. He podido encontrar estas áreas de mi vida y ponerlas en práctica en mi matrimonio y familia.

Gracias. ¿Cómo es Retrouvaille en general? ¿Cómo se maneja? ¿Para quién es?

Dora: La experiencia es primero es vivir un fin de semana. Empieza viernes en la noche y termina domingo. La pareja trabaja para la relación, aprenden métodos de comunicación, y se da por un sacerdote y tres parejas de equipo (parejas que ya hemos trascendido circunstancias difíciles). También tenemos 12 sesiones de seguimiento que son crecimientos adicionales, cada semana de tres horas donde seguimos trabajando con lo que aprendemos en el fin de semana. Tenemos una tercera fase que llamamos CORE que es la continuación de Retrouvaille donde seguimos aprendiendo.

¿Dónde sirven ustedes?

Adolfo: En la comunidad del Valle de San Fernando. Antes servimos en Los Ángeles y por la necesidad de más programas abrimos esta comunidad aquí. Somos parejas de equipo y ayudamos a otras parejas que van a dar sus charlas en fines de semana. Somos talleristas al nivel internacional. También somos “pre-fin” que es la pareja que inscribe personas que van a vivir la experiencia. Visitamos parroquias y damos información general a todas las parroquias de la Diócesis.

¿Cuál es el propósito de este ministerio?

Dora: Primero que nada, hacer creer las nuevas generaciones en el matrimonio. Ya está deteriorada la palabra, algo desechable – soy feliz, sigo aquí, ya no soy feliz suelto este matrimonio y otra relación y otra relación. Es un problema muy grande. Los jóvenes ya no creen en el compromiso. Vivir el matrimonio como Dios quiere es parte de lo que el ministerio nos está educando.

¿Para quién es?

Dora: Cualquier persona que quiera tener un matrimonio está abierto a participar porque muchas veces hay situaciones que se dejan pasar y piensan que hay comunicación efectiva y no es así. El ministerio está diseñado desde falta de comunicación a situaciones cómo en nuestro caso donde hubo infidelidad o casos de personas que padecen de violencia o alguna adicción. Un puente para que caigan en consciencia y quieran trabajar por mejorar la relación.

Adolfo: También hay parejas que no son casadas y viven el programa, reparan su relación y se pueden casar ya por la Iglesia y tener una nueva forma de vida con el sacramento.

¿Entonces es para parejas en crisis o también para las que quieren ir mejorando, como los que dices que han ignorado algún problema y quieren mejorar?

Dora: Sí. Porque vivimos en la inconsciencia la mayoría de los seres humanos. Muchas veces pensamos que casarnos es una fiesta y un vestido bonito. Y no tenemos el verdadero significado del matrimonio y Retrouvaille nos enseña a vivir nuestro sacramento día a día. A tomar esta decisión de amar encima de cualquier acción.

Adolfo: Es abierto a toda religión. Es para todos. El objetivo es salvar matrimonios.

¿Pero sí hay un enfoque Católico? ¿Pero todos están bienvenidos?

Dora: Sí claro. Están bienvenidos siempre y cuando sean practicantes en su religión y acepten la enseñanza que el ministerio nos da. Estamos basados en la Iglesia Católica.

¿Pueden ir los que no están practicando, pero quieren volver a practicar?

Dora: Sí. Claro.

¿Qué aprenden durante este proceso? Los temas principales.

Adolfo: El primero es la comunicación – la nueva técnica de comunicación. Y el otro es conocernos profundamente, empezando conmigo mismo. Si no me conozco no puedo conocer a mi pareja y los a mi alrededor. Y el tener un nuevo estilo de vida.

¿Cuáles son las cosas que han ido mejorando en este ministerio a través de los años?

Dora: Son muchos los cambios y todo merece práctica. Empezamos bajo circunstancias difíciles. Para mi ha sido muy relevadora que muchos de los problemas por los cuales empezaba un conflicto con mi esposo eran mis propios problemas emocionales que yo venía arrastrando desde mi familia de origen. Al demandar este afecto y no saberlo canalizar correctamente mi forma era por una discusión. Hemos ido mejorando y aprendiendo que somos dos seres diferentes con virtudes y defectos pero el clave está en que Dios nos une en el matrimonio para que nuestras cualidades ayuden a las debilidades del otro.

Ahora que ya llevan varios años como líderes en este ministerio, ¿qué consejos tienes para otros que quieren empezar?

Adolfo: A mi me sucedía que yo decía que no tenía la capacidad y tenía miedo de hablar frente a las personas o decir de mi vida personal. Aprendí que él que me prepara es Dios a través del ministerio y practicando nuestra religión y orando. Este es el motorcito que nos empuja a darle el servicio. El servicio es el mejor estimulo para sanar la relación y uno mismo. Es lo que he experimentado. Ahora dejo en las manos de Dios todas las cosas y confío en él y yo hago las mías.

¿Pueden compartir una historia específica sin perder la anonimidad que es clave para este ministerio? ¿Cómo han visto a Dios trabajando en este ministerio?

Dora: Sí. Es de verdad extraordinario y es una maravilla ver los milagros que Dios obra en cada pareja. Recuerdo una pareja que llegó que ya tenían divorciados 14 años y ya tenían una anulación de su matrimonio. Llegaron porque sus hijos tenían conflicto porque en las fiestas de los nietos siempre había conflictos. Los hijos sugirieron ir a Retrouvaille. La señora llegó en silla de ruedas por una cirugía y el señor totalmente indiferente. Me dio mucha tristeza ver el dolor de la señora y la indiferencia del señor. Pero en el transcurso del fin de semana para mi fue sorprendente cuando empieza a empujar la silla y al final ya estaban platicando y riéndose, hablando de sus hijos, nietos, cómo se conocieron. Pero lo más maravilloso fue que cuando terminaron su seguimiento se volvieron a casar y siguen casados. Es un regalo que comprueba que este ministerio tiene mucho poder a través de Dios si de verdad desea salir adelante. Hay también muchos casos fuertes de parejas que han sido separadas o que han vivido la violencia o que no tenían un sentido para la vida y han encontrado. Hemos tenido varios matrimonios en el ministerio de parejas que llegaron sin sacramento y a través de la experiencia han logrado su sacramento. Parejas sirviendo en sus parroquias y han salido también parejas de diáconos. Han salido servidores de la Eucaristía y la Palabra. ¿Cómo le podríamos llamar sino es un milagro de Dios obrando en cada uno de nosotros?

¡Estoy segura que muchos quieren saber cómo llegar a este milagro! ¿Cómo pueden ir a tener la experiencia o cómo pueden traerla a sus lugares?

Adolfo: Primero es tener el compromiso y querer salir adelante, o si no, no puedo desarrollarme en ningún ministerio. El compromiso de ser honesto y transparente. Y dejar en manos de Dios, pedir su fortaleza y confiar en Él porque es el único que nos puede guiar. El centro de nuestras vidas.

Dora: Retrouvaille está abierto a nivel internacional. Se encuentra en muchos lugares del mundo. Hay que simplemente ir a la página web y allí va a salir todas comunidades en los EEUU y a través del mundo.

Donde están ustedes, ¿cada cuánto se empieza la experiencia?

Adolfo: Tenemos tres fines de semana al año: Febrero, Junio y Octubre.

El vínculo va a estar en las Notas del Programa, pero si alguien está escuchando que quiere traer el programa a su lugar o empezar a ofrecerlo en español, ¿qué pueden hacer?

Dora: El primer paso es vivir la experiencia para poder saber de qué estamos hablando. El segundo es querer servir, porque como cualquier servicio requiere su tiempo, esfuerzo y la disposición. El ministerio es hermoso, tiene mucha enseñanza y muchas experiencias que nos ayudan a encontrarnos a nosotros mismos. Es diseñado a servir el matrimonio, pero el clave es que me enseña a verme a mí primero. Las personas que quieren llevar el ministerio, primero es haberlo vivido para poderlo llevar a su comunidad.

¿Se permite que vayan a observar? Por ejemplo, un sacerdote o alguien que dirige un ministerio. ¿O tienen que ir en pareja?

Dora: Se sugiere que vengan en parejas y sacerdotes también están bienvenidos. Porque el trabajo que se hace en las actividades es encontrarnos a nuestro verdadero yo y poderlo compartir con la persona que tenemos al lado en el caso de las parejas y en el caso de los sacerdotes con su pareja que es la Iglesia, la comunidad.

Adolfo: No es fácil para los sacerdotes adentrarse y exponer su vida. Porque es poner sus debilidades como seres humanos que tenemos debilidades. El profundizar y ser parte del equipo requiere que seamos transparentes y que haya esta apertura. Les dificulta un poco a los sacerdotes de no cuidar la imagen como dicen. No tenemos que cuidar la imagen, tenemos que ser lo que hemos vivido y lo que ha pasado porque somos inhumanos. Igual como entre pareja. Es fuerte la experiencia.

Descanso

Seguiremos con mi entrevista con Adolfo y Dora en un momento. Quiero animarlos de nuevo participar en nuestro grupo Gente Puente en Facebook. Es un grupo cerrado exclusivamente para católicos que son líderes de algún ministerio que toca la vida de los hispanos/latinos en los Estados Unidos. Es un lugar donde puedes encontrar personas que entienden lo que enfrentas en el ministerio y que te pueden dar una palabra de aliento. También es un lugar para compartir ideas, estrategias y recursos que te ha servido en tu ministerio para ayudar a otros. Allí se puede seguir la conversación entre los episodios que solamente salen una vez por semana. En el grupo de Facebook nos encuentras cualquier día de la semana. Vayan a Facebook.com/groups/gentepuente o haz clic en el enlace en las Notas de Programa de hoy.

Ahora seguimos con mi conversación con Adolfo y Dora.

Entonces una vez que vaya y tenga la experiencia, ¿tengo que regresar para el seguimiento si no hay cerca de mi casa?

Dora: La experiencia del seguimiento es requerido porque es parte del programa del fin de semana para reafirmar en el seguimiento.

Entonces no deben viajar muy lejos para ir al retiro, deben buscar un lugar donde pueden viajar al seguimiento.

Dora: Sí. Incluso si una pareja quiere viajar para tener la experiencia, por ejemplo con nosotros en octubre pueden venir y luego buscar un seguimiento cercano a ellos para que no sea difícil o venir cada 8 días si quieren.

Si después de vivir la experiencia, ¿cómo lo traigo a mi lugar? ¿Hay entrenamiento, manual, etc.?

Dora: Sí. Hay reglamentos y lineamientos que seguir. Se contactan con la sede internacional. Tiene que haber cierta distancia entre comunidades para cubrir las comunidades cercanas. Tener una pareja que quiere llevar el ministerio es fundamental.

Adolfo: También es prepararse. Tener sus charlas del fin de semana y el seguimiento. Tiene que haber parejas que vayan a apoyarlos. Dentro de Retrouvaille existe el apoyo y se pide ayuda cuando no hay parejas de equipo y las parejas están abiertas a dar este servicio.

¿Mantener una conexión siempre con otros lugares que tienen o con varias parejas que han vivido la experiencia?

Adolfo: Definitivamente. Es la unión. Retrouvaille no es una sola comunidad, es todo.

Vamos a poner información en las Notas del Programa sobre el proceso. Compartan ustedes de su experiencia de ser líderes. ¿Cómo balancean su tiempo, energía y todo lo que tienen que dar al ministerio con su relación con Dios, entre ustedes, con los hijos, etc.

Dora: Siempre es encontrar el balance. No podemos ser solamente servidores y descuidar a la familia. Sería como predicar y no practicar. El ministerio nos da esta capacitación de tener un tiempo especial como servidores, un tiempo como pareja y un tiempo para la familia. Es parte de lo que uno aprende en el ministerio. Uno de los temas principales que tenemos es que muchas personas dedican más tiempo a ellos mismos que a su relación o a su familia. Hay incluso personas que dan servicio, pero no lo dan dentro de su iglesia doméstica, lo dan afuera. Esto nos pone un balance – tengo que ser servidor en mi hogar, parroquia y en mi ministerio.

¿Tiene un consejo concreto, específico?

Dora: Nosotros practicamos la oración. Pedimos a Dios que no ilumine este día y que él nos presente a las personas que llegan a nuestra vida. Es la confianza en Dios de hacerlo correcto. Cómo haría Jesús en este caso sin perder la idea que tenemos nuestra iglesia doméstica.

Adolfo: Aparte es el amor. El amor que debemos tener uno al otro. La forma que Dios nos da el amor, lo debemos dar. Es nuestra carta de presentación. Si lo haces con amor todo te va a rendir y fructificar. Uno de los cimientos es dar todo con amor – a la familia, iglesia, comunidad. Es lo que rige en nuestras vidas. Damos nuestro tiempo de calidad. Somos parte del amor infinito que Dios nos da.

Gracias. ¿Pueden dar algunas palabras de ánimo a los otros ministros? En este podcast queremos crear una comunidad que nos apoyemos unos a otros. A lo mejor hay personas escuchando que han visto tantas parejas con problemas y relaciones rotas y ya no tienen mucha esperanza.

Dora: Yo quisiera decirles que cuando vean a una pareja con dificultades, actuar es este instante. Darles el número de teléfono o la página web o compartir lo que ha escuchado sobre el ministerio. Esto puede traer agua a este sediento. Porque muchas veces no sabemos adonde acudir y con quien hablar. En el mundo afuera lo primero que nos dicen es déjalo, déjala, puedes ser feliz con otra persona. Pocas personas nos dicen trabaja por sanar esta relación, piensa en los años gratificantes que has tenido. No todo ha sido conflicto. Cuando empezaste no estabas pensando en lastimarse. El volver a enganchar desde el principio, qué es lo que los hizo unirse como matrimonio. Muchas veces es ponerle agua a una planta casi muerta y verla florecer nuevamente.

Adolfo: Yo los animo a los que quieren permanecer a un ministerio que trabajen y que den su servicio con amor, con fortaleza para servir a otros. El servir para poder tener esta unión es por el trabajo. Sin el trabajo no se puede hacer nada. Entre más das, más recibes. Esto es lo bonito del ministerio. El dar sin interés, dar con esta pasión y amor, se te va a retribuir porque Dios no se queda con nada. Cuando tú vas dentro de tu ser, Dios está obrando en ti. Esto los animo a los que quieren involucrarse que den todo de su parte y que esto les va a fructificar en todas las áreas de su vida.

Dora, ¿puedes cerrarnos con una oración? Para los que son nuevos o pasando momentos difíciles.

Dora: Claro que sí. Señor, Dios de bondad, sabemos que hay momentos difíciles en los que llega el desierto a nuestra vida, en lo que no sentimos dirección ni apoyo. Pero allí tú hazte presente. Trae esta luz, este amor, y sobre todo danos la fuerza de seguir adelante. Hay momentos en los que sentimos desfallecer pero que solamente tú nos puedes reconfortar. Te pedimos que cuando nos lleguen estos momentos, te pedimos por aquellos que todavía están ciegos y sordos a tu Palabra, que no han encontrado el verdadero amor, que eres tú. No han puesto tu vida y tu ser en medio de sus vidas. Ayúdanos a abrir nuestro corazón, nuestra mente para poder servir a los demás. Y que seamos esta semilla que va sembrando en este mundo paz, amor y fortaleza. Y todo esto te pedimos en el nombre poderoso y precioso de nuestro Señor, Jesucristo. Amen.

Gracias Adolfo y Dora Rubio. Gracias por compartir su experiencia.

Gracias por invitarnos.

Conclusión:

Aquí hay unos puntos importantes que a mí me llamaron la atención:

  1. Dios sigue haciendo milagros en la vida de las parejas. Aunque la sociedad no pone mucho valor en el compromiso y el sacramento del matrimonio, Dios sigue actuando y enseñándonos su plan para el matrimonio
  2. Para traer el ministerio a tu área primero tienes que vivir la
  3. .
  4. Para servir en un ministerio, no tienes que ser perfecto. Es Dios que nos capacita, nos impulsa y nos fortalece.
  5. El ministerio de Retrouvaille no es solamente para parejas al punto de divorciarse o en crisis, también puede ayudar a parejas que no tienen buena comunicación u otro problema que quieren superar.experiencia ya sea como sacerdote o como pareja. Después te puedes poner en contacto con la sede internacional y las comunidades a tu alrededor te apoyan para empezar.
  6. Nunca hay que perder la esperanza. Nosotros como ministros podemos ser instrumentos de Dios para sanar los matrimonios.

Espero que tú también recibiste mucho de esta entrevista.

Si quieres aprender más sobre el ministerio de Retrouvaille o hacer alguna donación, puedes encontrar los vínculos y todos los recursos mencionados en este episodio en las Notas del Programa en patticc.com/s4.

¡No te olvides de unirte al grupo de Facebook de Gente Puente para ser parte de nuestra creciente familia de líderes católicos que comparten su experiencia y se animan mutuamente! Puedes encontrarnos en http://www.facebook.com/groups/gentepuente o simplemente busca Gente Puente en Facebook.

En el siguiente episodio vamos a escuchar Kathy O’Brien. Ella es una laica consagrada de la congregación Glenmary y nos va a compartir de su experiencia de la pastoral juvenil en parroquias multiculturales en lugares rurales del Sur de los Estados Unidos. Entonces, ¡no te olvides de suscribirte al podcast Gente Puente en Podcasts de Apple, Podcasts de Google o en tu aplicación favorita de podcast para que no te pierdas ningún episodio del futuro!

Gracias por escuchar hoy. ¡Que Dios te bendiga a ti y a tu ministerio de ser gente puente!

35 episodes available. A new episode about every 10 days averaging 42 mins duration .