14: Cuidando el Templo de Dios – Bienestar Integral para Ministros

43:54
 
Share
 

Manage episode 223202977 series 2435104
By Patti's Catholic Corner. Discovered by Player FM and our community — copyright is owned by the publisher, not Player FM, and audio is streamed directly from their servers. Hit the Subscribe button to track updates in Player FM, or paste the feed URL into other podcast apps.

Sandra Navarro

Patti Gutierrez

Show Notes patticc.com/14 Notas del Programa patticc.com/s14

Sandra Navarro de Mejor Sana comparte cómo aprendió que cuidándose a sí misma – espiritualmente, físicamente, emocionalmente y mentalmente – pudo brindar mejor servicio en su ministerio con los Misioneros Claretianos, en su casa la iglesia doméstica, en su comunidad y en su parroquia.

Recursos Recomendados:

Mejor Sana– Ayuda de Sandra en cambiar hábitos para salud integral

Revista ¡OYE! una revista bilingüe gratis para jóvenes hispanos

Centro de Recursos del Ministerio Hispano (patrocinador del episodio)

Lo que Hay que Oir: Blog y Podcast – Radio Claret América

El Programa “Go Red Por Tu Corazón” de la Asociación Americana del Corazón tiene mucha información, recetas y consejos.

Compartir con jóvenes interesados – La Asociación Nacional de Enfermeros/Enfermeras Hispanos tiene una página para animar a más hispanos escoger una carrera de enfermería.

Recomendaciones de Patti:

Blog de Patti: ¿Por qué no puedes simplemente decir no? en inglés.

Ideas de Christy Wright sobre porque y como decir “no”, en inglés.

Ayuda para personas codependientes.

Libro “Codependent No More “en inglés.

Podcast & Diario para la productividad de Donald Miller en inglés.

Introducción

¡Saludos Gente Puente! En el programa de hoy, Sandra Navarro de Mejorsana comparte cómo aprendió que cuidándose a sí misma pudo brindar mejor servicio en su ministerio con los Misioneros Claretianos, en su casa la iglesia doméstica, en su comunidad y en su parroquia.

If you prefer English you can read a transcript of today’s episode in the Show Notes at patticc.com/14. Today Sandra of Mejorsana shares about taking care of ourselves as ministers spiritually, physically, mentally and emotionally.

Yo soy Patti Gutiérrez de Patti’s Catholic Corner. Nuestro equipo trabaja para servir a ministerios como el tuyo. Les ofrecemos las mejores prácticas, recursos y ánimo a través de este podcast y nuestro grupo de Facebook, así como servicios de traducción de un equipo con experiencia en el ministerio católico.

El patrocinador de este episodio es El Centro de Recursos para el Ministerio Hispano, conocido como HMRC por sus siglas en inglés. Es una rama de las Publicaciones Claretianas fundada por los Misioneros Claretianos en los Estados Unidos para ofrecer recursos a las parroquias que sirven a la comunidad hispana/latina. Puedes encontrar su página web y todos los recursos mencionados en este episodio y también un resumen del episodio en inglés y español, en las notas del programa que se encuentran en patticc.com/s14

Si quieres formar parte de nuestra comunidad en línea, solo busca Gente Puente en Facebook y únete al grupo.

Este episodio vamos a abordar un tema muy importante, pero un tema que muchos de nosotros como ministros ignoramos. Es cuidarnos a nosotros mismos para poder servir mejor a los demás. A mi también me ha dificultado mucho eso y a veces durante la entrevista me preguntaba si ella me estaba mirando por algunas cámaras escondidas porque me está describiendo perfectamente. Esta temporada de Adviento y Navidad puede ser uno de los tiempos más estresantes y ocupados del año para todos nosotros, pero especialmente para aquellos en el ministerio. Entonces, hoy vamos enfocarnos en tú, el ministro, en vez de tu ministerio. Sandra Navarro, editora asistente en el Centro de Recursos del Ministerio Hispano de Publicaciones Claretianas, comparte con nosotros su experiencia de reconocer la necesidad de cuidar mejor su cuerpo, mente, emociones y espíritu para poder dar lo mejor de sí misma. Ahora ha comenzado a guiar a otros para que cambien sus hábitos, animándolos a cuidar su cuerpo, el templo de Dios, de una forma integral.

¡Ahora escuchemos a mi entrevista con Sandra!

Entrevista

¡Bienvenida Sandra! Gracias por estar aquí en el Podcast Gente Puente.

Muchas Gracias Patti, es un placer poder estar aquí.

Oración inicial.

Sandra es un placer tenerte aquí. Estoy emocionada de poder escuchar más del proyecto que vas a compartir con nosotros. Pero primero cuéntanos un poco sobre ti, de tu vida, tus orígenes, tu familia y tu ministerio.

Muchas gracias Patti, yo soy de la Cuidad de México, llegue aquí, a Chicago, hace 18 años con mi mamá y mis hermanas. Actualmente estoy casada y tengo tres hijos, una de 16 años, otra de 13 y un niño de 5 años. Tengo 10 años trabajando en el Ministerio Hispano.

Sandra, ¿qué haces ahora en el Ministerio?

Cuando recién llegué a los Estados Unidos, conocí a los Hermanos Claretianos, la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María. Su trabajo me gustó mucho y comencé a trabajar con ellos en la Liga de San Judas en el área de servicio a la comunidad Hispana. Después comencé a trabajar en el área de comunicaciones, que es donde trabajo actualmente. Aquí, producimos cuatro publicaciones que son para adultos, niños, y también una de discernimiento vocacional para jóvenes adultos.

Mi trabajo incluye edición, corrección y traducción de los textos que publicamos. Compartimos recursos que son de crecimiento espiritual y humano. Al igual en mi otra colaboración con los claretianos, Radio Claret América, donde tengo un programa de radio que se llama, Lo que Hay que Oír. Donde tratamos de ayudar a la comunidad hispana a mantenerse informada en temas de actualidad, y también tratamos darles recursos y herramientas para que ellos crezcan es su desarrollo personal y espiritual. Por último les damos recursos de inmigración, violencia doméstica, injusticia social y todos esos temas.

Gracias, yo sé que tienen muchos recursos, incluyendo tu programa. Gracias por compartir, vamos a poner un vínculo en las Notas del Programa, para que todos los que están escuchando puedan escuchar tu programa. Aunque tienes mucho que podrías compartir de tu experiencia en el ministerio, en la parroquia, ahí con los Claretianos en la oficina, hoy vamos a concentrarnos en algo un poco distinto, vamos a concentrarnos en la persona del ministro. ¿Por qué escogiste este tema, y de qué se trata?

Yo escogí este tema porque, durante mis años en este país, he podido ver el estilo de vida tan ajetreado que se vive, y como se da prioridad a muchas otras cosas, y nosotros como personas nos descuidamos. Descuidamos, nuestra salud física, y mental, ignoramos nuestras emociones y muchas veces también descuidamos nuestra espiritualidad. La consecuencia de todo esto es que nos enfermamos físicamente, espiritualmente, emocionalmente y mentalmente.

Cuando vi todos estos aspectos y me vi afectada por ellos, tomé la decisión hacer un cambio en mi vida. Comencé a informarme, de qué cambios en mis hábitos podía hacer para mejorar mi salud física, y al mejorar mi salud física tenía que atender mis demás necesidades que había estado descuidando. Comencé por reducir mi consumo de carnes rojas. Empecé a escuchar a mi cuerpo, empecé a escuchar su reacción cuando comía ciertos alimentos, también cuando hacia ciertas actividades. Tuve que aprender a decir no, a reconocer mis propias limitaciones, y a aceptar que tenía que dejar alguno de mis compromisos de lado. Porque mi salud y la de mi familia eran lo principal en ese momento. Al ver varios diagnósticos erróneos en mi familia, por ejemplo, a mi mamá le diagnosticaron con Lupus equivocadamente. Y a mi esposo lo intoxicaron con hormonas que no necesitaba para la tiroides.

Fue entonces que empecé a informarme, que, si nosotros aprendemos a comer correctamente, a descansar lo que necesitamos, a reducir el consumo de carnes rojas y alimentos procesados, y si comenzamos a caminar, aunque sea solo unos minutos cada día, todo eso va a relajar nuestro cuerpo y mente, y tendremos menos estrés, y nos vamos a sentir mejor. Por esto yo tomé una certificación en bienestar integral, y comencé con mi programa, Mejor Sana. Y de esta manera pude integrar todos estos conocimientos en mi comunidad. Ya lo estaba haciendo antes, pues ya tenía años colaborando con la Asociación Americana del Corazón como voluntaria. Trayendo programas preventivos y educativos sobre la prevención de derrame cerebral y ataques al corazón a mi comunidad. Ayudé con un programa llamado Heart 360 para ayudar a los que tenían presión alta a hacer cambios. Se quedaron muy felices por los cambios que vieron. Incorporamos a una carrera también para enfatizar la importancia de la actividad física, especialmente en la familia. Nuestros cuerpos no fueron hechos para estar estáticos, sino para moverse. He visto cambios muy positivos tanto en mi persona como en mi familia.

Descanso

Patrocinador HRMC

Seguiremos con mi entrevista con Sandra en un momento, pero quiero compartir un poco más sobre nuestro patrocinador: HMRC. El Centro de Recursos para el Ministerio Hispano de los Misioneros Claretianos tiene varios recursos publicados y en línea que te pueden servir en tu ministerio. Todas sus publicaciones celebran la fe, identidad y cultura Hispana. Una de sus publicaciones muy popular es la Revista ¡Oye! dirigida específicamente a los jóvenes y jóvenes adultos hispanos. Es una revista digital gratis que se puede encontrar en las notas del programa en Patticc.com/s14. Así que, si tienes algún ministerio o contacto con jóvenes católicos hispanos, puedes ofrecerles ánimo e inspiración en su fe, compartiéndoles esta revista digital gratis.

Ahora seguimos con la conversación con Sandra

Sandra, estamos entrando en una temporada que yo recuerdo de mis años en la parroquia, es una temporada muy difícil de cuidarse uno mismo, de tener un balance por que el ministerio está muy ocupado y la familia y sociedad también. Hay muchas expectativas de lo que hay que hacer y celebrar, y la forma en que lo celebramos, y luego tantas cosas importantes de nuestra Fe que queremos pasar a nuestros hijos, y también muchas actividades en que participar y también dirigir como ministros. ¿Tienes algunas estrategias concretas que nos puedes compartir para esta temporada tan difícil? ¿De cómo mantener un balance, como cuidarnos para poder dar un mejor servicio a nuestras parroquias o Diócesis?

Yo creo que para nosotros poder lograr tener un balance y poder servir mejor a nuestras parroquias, y a nuestras familias, primero que nada, hay que reconocer nuestras capacidades y nuestras limitaciones, y aprender a decir no. También tenemos que dar prioridad a nuestras iglesias domésticas, que son nuestros hogares. Porque, ¿de qué sirve estar entregado en mi trabajo en la iglesia, si estoy descuidando a mis hijos o a mi esposo? Hay que hacer una lista en una agenda y llevar un diario para tener un visual de los proyectos y poder organizar y ver cuales podemos hacer primero. También hay que saber delegar responsabilidades, esto a mí me funciona muy bien hasta en mi familia. Así no me desgasto y no me siento tan abrumada. Esto he visto en muchos ministros. Es importante pedir ayuda y recursos. Ya sea al sacerdote como a la comunidad y voluntarios.

También hay que alimentarse correctamente. Hay que observar cuántas veces comemos al día y qué es lo primero que comemos al levantarnos. Por muchos años para mí era un pan dulce y un café. Intoxica y deshidrata a nuestro cuerpo y nos quita la energía. Es importante dar a nuestro cuerpo lo alimentos que necesita – fibras, vegetales crudos, legumbres, granos y frutas. Si comemos sanamente se refleja en como nuestro cuerpo se siente y trabaja durante el día. Hay que evitar las carnes rojas y los embutidos, porque estos contienen mucha sal, muchos colorantes y conservativos que provocan estrés y la depresión en el cuerpo y le quita la energía. Lamentablemente muchas veces no lo notamos porque estamos acostumbrados a sentirnos mal. Comemos lo que sea porque andamos siempre de carreras sin darnos cuenta del daño que estamos haciendo y las consecuencias a la larga.

Otra cosa es que se comprometan a hacer ejercicio diariamente. Aunque sea caminar 20 minutos al día, así tendrán más claridad en su mente, y se sentirán más relajados. Conectarse con Dios lo primerito en día y así también podrán conectar más con su espiritualidad y así serán más compasivos, y más empáticos en cualquier ministerio en el que estemos trabajando. Así no vamos a querer tirar la toalla.

¿Cuáles son los cambios que has visto, tal vez en tu familia o en tu comunidad? Por ejemplo, ¿has visto que ha cambiado su relación con Dios, se han acercado más a Dios? o ¿han aprendido a ver a Dios de distinta forma o cómo ha cambiado tu iglesia domestica? Cuéntanos un poco de los cambios que has visto.

El énfasis que yo he hecho en mi iglesia doméstica, que son; mis hijos y mi esposo, es que nuestro cuerpo es un templo de Dios. Hay que cuidarlo y siempre mantener nuestra fe bien arraigada, y poner a Dios enfrente de todos nuestros proyectos y actividades diarias. Al hacer este énfasis en mi familia y en nuestra comunidad en los proyectos que hemos trabajado, la gente se siente muy conectada y tienen un poco más de conciencia en cuanto a quién es Dios y qué hace Él en sus vidas. Por ejemplo, en algunas amigas a las que les he recomendado los pasos para comenzar a hacer un cambio en sus vidas, se han dado cuenta de que al cambiar sus hábitos han buscado más a Dios y reconocen la necesidad de tener a Dios como el centro de sus vidas. Para mí lo más importante es llevar este mensaje, a los más apartados de la iglesia, a quienes están tal vez mas enfocados en otro tipo de cosas, que tienen vicios o que no ponen atención a las bendiciones que tienen en sus vidas.

¿Tienes algún consejo para ministros que quieran, empezar algo parecido en sus lugares?

Si. Si ellos quisieran comenzar con un programa de bienestar como el que yo tengo, lo principal es que comiencen por ellos mismos, que empiecen por su salud y por los cambios que ellos mismos deben hacer en lo físico, mental, emocional, y espiritual. También les diría que se capaciten, para poder ayudar correctamente a los demás. Hay que llevar esta capacitación a los demás por medio de nuestro ejemplo personal.

Dijiste que te conectaste con un grupo de la comunidad, para este programa Heart 360, ¿Cómo funcionaba este acuerdo?

Este programa, fue por medio de la Asociación Americana del Corazón, y en el grupo que yo coordino en la parroquia, hice una invitación a todos los feligreses y a la comunidad de donde vivo por medio de volantes y en las redes sociales. Propusimos a las personas que tenían problemas de presión alta, vinieran tal día, y que enfermeras les estarían tomando la presión periódicamente. Se les dijo a los participantes que debía de haber un compromiso de su parte, y fue así que lo pudimos hacer.

Los invito a que hagan conciencia sobre su cuidado de salud mental, salud física, espiritual y emocional, porque todo ese tiene un impacto y un reflejo en nuestro trabajo ministerial.

Gracias. Puedes repetir, ¿dónde pueden encontrar más de ti, y tus recetas buenas y otros consejos?

Me pueden encontrar en www.mejorsana.com, esa es mi página web. Ahí comparto recetas súper fáciles y saludables. También escribo blogs, donde comparto información sobre nuestro desarrollo espiritual y el cuidado de nuestra salud física y emocional. También me pueden encontrar en Facebook y en Instagram, como Mejor Sana.

Sandra, ¿podrías cerrar con algunas palabras de ánimo para los que están escuchando, que a lo mejor están pasando por algo difícil en su ministerio, para que sigan adelante?

Si en su corazón encuentran ese llamado al servicio, que lo sigan y pongan en manos de Dios. No se den por vencidos, busquen ayuda si la necesitan. Y también, que se den la oportunidad de discernir, y pongan a Dios en todo lo que hagan. Que no se sientan mal si a veces se cuestionan, sobre si están haciendo las cosas bien o no en su ministerio. Confíen en los regalos que Dios les dio.

¿Puedes, cerrar con una oración?

Amado Dios, te doy las gracias por darnos la oportunidad de servirte, de servir a tu pueblo, por darnos la capacidad de desarrollar nuestros talentos y ponerlos al servicio de los demás. Te damos gracias por este ministerio de Patti, de Gente Puente, que también es un recurso, y una guía para todos los que servimos a tu pueblo en amor, y en luz. Te damos gracias por todas las oportunidades que tú nos das, por nuestras familias, y por nuestros hijos. Te pedimos Señor que nos sigas dando la fuerza necesaria y las herramientas, que necesitamos para poder seguir en nuestro trabajo ministerial. Amen.

Amen. Gracias Sandra por estar aquí y compartir tanta sabiduría con nosotros hoy.

Es un placer Patti, de verdad espero que la información que compartí les haya sido de beneficio. Si tienen alguna pregunta pueden encontrarme en www.Mejorsana.com o mejorsana@gmail.com.

Claro que sí, ¡gracias!

Conclusión

Es muy cierto lo que dice Sandra, ¿no? Aquí hay unos puntos importantes para mí:

  1. Muchas veces como ministros nos descuidamos y nos enfermamos. Así me ha pasado tantas veces y a muchos de los ministros que conozco. Ponemos las necesidades de todos los demás primero y nunca hay tiempo para alimentarnos bien, enfrentar nuestras emociones o estar activos físicamente. ¿Y qué crees? ¿Crees que eso me ayudó a ser un buen ministro? ¡No! Porque me sentía tan cansada y estresada todo el tiempo que siempre andaba de malas y me enojaba muy fácil ya sea con mis hijos o con los líderes de la parroquia. ¿Qué ejemplo del amor de Dios es eso? Poco a poco aprendí a poner más límites y reconocer mis propias limitaciones como dice Sandra, y me ayudó a servir de buena voluntad y con más paciencia.
  2. Hay que aprender a decir no. Escribí sobre mi lucha con esto en un blog del año pasado llamado “¿Por qué no puedes simplemente decir no?” Es algo que me preguntó mi esposo en una de muchas conversaciones sobre qué tan estresada sentía y que no podía cumplir con todos los compromisos que me había puesto encima. Y no pude contestar. No sabía porque era tan difícil para mí.

Pero como compartí en el blog las razones eran algunas creencias erróneas muy profundas en mí. Por ejemplo: Que mi identidad viene de lo que hago. Que lo que hago define quien soy. Que nunca puedo hacer lo suficiente o hacer las cosas suficientemente bien. Entonces nunca seré suficiente.

Doy gracias que Dios me sacudió y me puso personas en mi camino que me ayudaron a ver que estas creencias no son ciertas. Dios me creó y mi identidad viene de ser hija de él, y eso siempre basta. Al dejar a Jesús a sanar estas heridas poco a poco ya he podido reconocer mis propias limitaciones como persona humana y cada día sigo creciendo y mejorando mi habilidad de decir no a ciertas cosas para poder decir sí a las cosas más importantes.

  1. No podemos olvidar que nuestro cuerpo es el templo de Dios. Por lo tanto, hay que cuidar nuestro bienestar de una forma integral, empezando por nosotros mismos. Y si después de mejorar nuestros propios hábitos y capacitarnos, hay muchas organizaciones comunitarias que les gustaría colaborar con ustedes para servir a la comunidad. Puse vínculos a las organizaciones y programas que mencionó Sandra, y por supuesto de su propia página donde puedes encontrar buenas recetas, información y ánimo para cuidar el templo de Dios que es tu cuerpo.

Espero que también te gustó la entrevista y que te sirva en tu ministerio.

No te olvides de visitar las Notas del Programa con todos los recursos mencionados en este episodio en patticc.com/s14.

Espero que también vengas a nuestro grupo de Facebook para compartir fotos y recursos sobre las celebraciones tan importantes de diciembre que estamos celebrando en estas semanas. Me encantaría escuchar cómo celebran en tu comunidad. Puedes encontrarnos en www.facebook.com/groups/gentepuente o simplemente busca Gente Puente en Facebook.

En el próximo episodio voy a platicar con Danielle Brown, la Directora Asociada del Comité Contra el Racismo de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos. Ella va a compartir con nosotros sobre la nueva carta pastoral de los Obispos contra el racismo, Abramos Nuestros Corazones: el Incesante Llamado al Amor. También se han desarrollado muchos recursos para acompañar a la carta pastoral que te pueden servir en tu ministerio como gente puente.

¡No te olvides de suscribirte al podcast Gente Puente en Podcasts de Apple, Podcasts de Google o tu aplicación de podcast favorita para que no te pierdas ningún episodio del futuro!

Gracias por escuchar hoy. ¡Que Dios te bendiga a ti y a tu ministerio como gente puente!

37 episodes